Fundado en 1910

30 de septiembre de 2023

Santiago Abascal en rueda de prensa en la sede nacional de Vox

Santiago Abascal en rueda de prensa en la sede nacional de VoxVOX

Abascal se compromete a presentar una moción de censura pero no fija la fecha

Santiago Abascal ha señalado que ha hablado «con casi todo el mundo» con quien tenía que hablar estos días y que seguirán los contactos para buscar ese candidato de consenso para una moción de censura

El presidente de Vox, Santiago Abascal, sigue adelante con su compromiso de buscar un candidato «neutral» que encabece una moción de censura y convoque elecciones anticipadas. Lo dijo hace solo tres días, cuando apeló a la unidad de la oposición para designar a ese candidato independiente de consenso: «Ha llegado el momento».
En rueda de prensa desde la sede nacional del partido, ha comparecido para explicar que seguirán manteniendo conversaciones con personas de la sociedad civil, con personalidades relevantes y con distintos partidos políticos para presentar esa moción de censura, al considerar que es una «obligación moral» ante la situación que afronta España. No obstante, por el momento no ha fijado plazos.
Vox entiende, y así lo ha expresado Abascal, que esta herramienta parlamentaria serviría para centrar el debate político nacional «en lo importante» y explicar «la gravedad del asalto a las instituciones» por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez, y también para informar a la comunidad europea de lo que está ocuriendo. «Estamos enfrentando un golpe al Estado de Derecho y a la Constitución», ha aseverado ante los medios.
Abascal ha señalado que todo esto se lo ha transmitido al PP, y ha instado a Alberto Núñez Feijóo a decidir si, en el caso de que Vox dé el paso y proponga un candidato para la moción, votará a favor o en contra como en la presentada hace dos años con Abascal como candidato.
En este sentido, ha recriminado a los populares su argumento esgrimido desde que empezó a barajarse la posibilidad de presentar esta iniciativa sobre que los números no dan para que salga adelante en el Congreso. Abascal considera que este es el argumento «más endeble y más triste» para un diputado.
Asimismo, como ya dijo hace unas semanas cuando tras el anuncio de la reforma de la sedición aseguró que apoyaría «cualquier iniciativa» que pasara por desbancar a Pedro Sánchez de Moncloa y convocar elecciones, ha señalado que si el PP llega a presentar una moción, Vox la apoyaría. «Tenemos muchas diferencias», ha apuntado, pero «tenemos enfrente un golpe de Estado», por lo que «esas diferencias tienen que quedar al margen».
En este sentido, ha explicado que desde Vox asisten a lo que está ocurriendo con «extraordinaria e intensa preocupación», dado que la situación «nos acerca a una pseudodemocracia y a una Constitución pisoteada según los caprichos de un autócrata».
Después de que la pasada semana se conociera que el Gobierno iba a presentar dos nuevas enmiendas a la reforma del Código Penal para colocar a los candidatos de Pedro Sánchez en el Tribunal Constitucional en un nuevo asalto del Ejecutivo al Poder Judicial, Abascal comunicó que Vox recurrirá la reforma ante el Alto Tribunal, y poco tiempo después anunció en una declaración institucional que su partido iniciaría ese mismo viernes las conversaciones para proponer un candidato «neutral» para una moción de censura, y apeló a la unidad en la oposición para presentarla.

La ofensiva de Vox

El vicepresidente de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, ha aseverado que «es imperativo que esta proposición de ley no se apruebe por el congreso», y ha adelantado que Vox ha presentado esta mañana ante la Mesa del Congreso las solicitudes para la inadmisión de las enmiendas 61 y 62, «que son las que producen ese golpe al Tribunal Constitucional». Si se admitieran, presentará un recurso de amparo ante el TC, y, en el caso de aprobarse, el partido llevará la ley ante el Alto Tribunal y los nombramientos de los magistrados ante el Supremo.
Por otro lado, el Grupo Parlamentario de Vox también ha solicitado a la Mesa del Congreso que se requiera, por parte de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, informes del CGPJ y del Constitucional. «Ha llegado el momento de que las instituciones se defiendan a sí mismas», ha expresado el también eurodiputado. Además, han requerido a la mesa de la Cámara la solicitud del dictamen del Consejo de Estado y un informe del Ministerio de Justicia y del secretario general y los letrados de las Cortes Generales.
Comentarios
tracking