25 de junio de 2022

Leña Madrid

Leña Madrid

El Chef Judicial

Leña Madrid, un deleite para el gusto con matices ahumados

El restaurante de Dani García se ha convertido en una de las referencias de las brasas y el fuego de la Capital

Madrid luce hoy más que nunca como la capital europea de referencia, símbolo de libertad y de acogida, paradigma de felicidad y orgullo y asombro de éxitos deportivos gracias a las milagrosas remontadas en Champions League del mejor club de Europa, gracias a extraterrestres del tenis como Carlos Alcaraz, capaz de derrotar en tres días a los mejores jugadores del mundo sin despeinarse. El atractivo de Madrid crece cada día y se extiende por el viejo continente y en ello tiene también una importancia esencial su gastronomía, bandera de excelencia, hasta el punto de que probablemente la gran estrella blanca de la próxima temporada, Kylian Mbappé, ya se deja ver por alguno de los restaurantes de Madrid, en concreto por Leña de Dani García.
Este restaurante ubicado en las antiguas instalaciones del mítico Sant Celoni se ha convertido en una de las referencias de Madrid en las brasas y en los fuegos. Con un espacio moderno y desenfadado, respirando elegancia y glamour en cada rincón, Leña es ya uno de los restaurantes bandera de la carne en Madrid. Con espacio para el verde, acariciado por el arte de Dani García en las brasas, podremos empezar con una galería de puerros asados con mortadela trufada de cerdo ibérico, salsa gribiche y avellanas. Mención especial merece el aguacate a la brasa de la tierra del chef García, aderezado con pesto de cilantro joven y salpicón vegetal con queso feta. La caprese de burrata ahumada con tomates secos, albahaca y piñones debió encandilar al jugador francés, plato excelente con un exquisito toque ahumado que desliza hacia una espiral de suavidad y sabor.
La originalidad también es un símbolo de Leña puesta de manifiesto en forma de una ensalada especial de hojas de lechuga con aliño césar y láminas de copa de vaca vieja y aceite ahumado. Un bocado de finura que empieza a vaticinarnos la magnífica calidad de la carne que se nos avecina en los platos principales. Subiendo de calorías y como estamos casi al final de temporada, Kylian Mbappé probablemente no pudo resistirse al cuidado con que las brasas de leña miman la morcilla de Burgos con puré de manzana verde, los entrantes de ternera ahumada con salsa tártara, pepinillo y cebolla encurtida o la sobrasada mallorquina de cerdo negro y miel de flores.
Bocados sabrosos que se potencian con los besos de fuego que Dani García arranca en su cocina de leña. Guiños a Argentina en forma de exquisitas empanadas de pisto con huevo o de pollo especiado con queso cheddar, cuyos ingredientes pasan irremediablemente por la magia de las brasas para adquirir matices ahumados. Las albóndigas de lomo de vaca vieja se unen en maridaje con un palo cortado y el kebab turco de cordero en romance con salsa de yogur nos confirman que las veladas en Leña Madrid nos harán disfrutar en cada momento.
Leña encuentra sus raíces en Málaga y de la capital de la costa del sol, nos trae unos originales «espetos» que sustituyen las sardinas por carne de primera calidad. Los «Yakipinchos» de Wagyu o de albóndigas con pato glaseadas y los de pollo y pesto verde son ideales para una cena mientras lo combinan con la magnífica bodega de la que podrán disfrutar en Leña.
El nuevo restaurante de Dani García en Madrid adquiere tintes artesanales cuando sobre nuestra mesa aparece el steak tartar preparado sobre la mesa con encurtidos y grasa fundida de chuletón. Un homenaje al producto que despliega todo su sabor con una variada gama de picantes. Los carpaccios de vaca vieja con salsa de trufa negra y queso parmesano o la manzana rellena con paté de foie y ajetes asados son un homenaje a la belleza en un plato y un deleite para el gusto.
Una de las mejores hamburguesas de Madrid sin duda lleva el nombre de Leña, elaborada con carne picada delante del comensal y acariciada por las brasas de leña para descansar en una gama de deliciosos panes mientras las «salsas bull» y el queso havarty se derriten sobre la carne. Reminiscencias de Burgos en forma de un espectacular cordero lechal a las finas hierbas o guiños al mar a modo de bogavante en salsa de café de París que se unen en un espectacular matrimonio con un solomillo de ternera con puré de patatas.
El festival carnívoro inundará nuestra mesa cuando nos decantemos por alguno de los platos principales con la nota común de una carne de gran calidad que es mimada sobre las brasas con maestría para servirla con un inigualable toque ahumado que seducirá al gusto y al olfato. El ribeye de vaca vieja o el tomahawk de ternera joven encandilarán a cualquier comensal. Para los que les gusten carnes más maduras, Leña nos ofrece el chuletón de vaca vieja o los tres kilos y medio de chuletón de buey madurado, sin duda este último una oda a la excelencia. Guarniciones en forma de patatas fritas, espárragos verdes gratinados y puré de patatas o las salsas de chimichurri y pimienta serán acompañamientos perfectos en este elegante restaurante de Madrid.
Con Kylian Mbappé, el Bernabéu seguirá endulzándose de triunfos y, como anticipo, seguro que el gran jugador francés no pudo escapar a la tentación del soufflé de avellanas con helado de lima, la tarta rosa con helado de mantequilla tostada o la tarta de chocolate y avellanas. Colofón para la galería gastronómica de Leña y preludio de los éxitos deportivos y personales que le esperan en Madrid.
Comentarios
tracking