30 de enero de 2023

Miembros de los Arditi armados con dagas, 1918

Miembros de los Arditi armados con dagas, 1918

Hace 100 años en El Debate

14 de octubre de 1922: los fascistas atacan el palacio episcopal de Florencia

Aunque su operación fracasó, consiguieron apoderarse del Centro popular del barrio de San Jacobo

Comunicaban desde Roma que los fascistas habían intentado tomar por «asalto» las dependencias de la Sede Episcopal, pero fracasaron al impedírselo la Policía. No obstante, consiguieron apoderarse del Centro popular del barrio de San Jacobo, así como saquear el círculo católico.
Además, El Debate también informaba de que el poeta, militar y político italiano Gabriele D'Annuzio había publicado una proclama decretando la movilización general de los Arditi, exsoldados del Regio Esercito que habían ocupado junto a él la región de Fiume. En el período de la posguerra de la Primera Guerra mundial, muchos de estos exsoldados se unieron a la Associazione Nazionale Arditid'Italia (ANAI) fundada por el capitán Mario Carli.
Asimismo, gran número de Arditi se unieron al movimiento fascista, pero su apoyo no fue unánime, como lo demostraron los Arditi del Popolo, una escisión de la ANAI que se decantó por una oposición al Partido Nacional Fascista de Benito Mussolini y a la violencia de los paramilitares Camisas Negras. Una de sus acciones más sonadas tuvo lugar en Parma, en agosto de 1922, cuando 350 arditi, dirigidos por los veteranos de la Gran Guerra, Antonio Cieri y Guido Picelli, defendieron con éxito la ciudad contra la ofensiva fascista de 20.000 hombres dirigida por Roberto Farinacci.
Comentarios
tracking