09 de febrero de 2023

El Toisón de Oro

El Toisón de Oro

El origen del Toisón de oro, la máxima distinción de la orden de caballería de la monarquía española

Tiene su origen en Felipe III «el Bueno», Duque de Borgoña, quien la fundó en 1429, con el lema «Ante ferit quam flamma micet» («Hiere antes de que se vea la llama»)

El Toisón de oro es la máxima condecoración de la monarquía española y corresponde al Rey el otorgarla. El origen de esta orden de caballería, tiene su origen en Felipe III «el Bueno», Duque de Borgoña, quien la fundó en 1429, con el lema «Ante ferit quam flamma micet» («Hiere antes de que se vea la llama»), a semejanza de la orden de la Jarretera, que había sido creada por Eduardo III, Rey de Inglaterra, quien era un apasionado de la leyenda artúrica, y quiso reunir a los caballeros veteranos de la Guerra de los Cien años, fieles a su persona y a su hijo, el célebre Príncipe Negro. En el caso del Toisón de oro, la orden sería confirmada y aprobadas sus constituciones en 1433 por el Papa Eugenio IV.
Pintura conocida como Alegoría del Toisón de Oro o como La fundación de la Orden del Vellocino de Oro y la Apoteosis de la Monarquía Española7​ pintada por Luca Giordano en el siglo XVII en una bóveda del Casón del Buen Retiro de Madrid

Pintura conocida como Alegoría del Toisón de Oro pintada por Luca Giordano en el siglo XVII en una bóveda del Casón del Buen Retiro de Madrid

Felipe III «el Bueno», quien pasará a la historia, por ser quien en 1430 capturó a Juana de Arco y la entregó a los ingleses, le dio un origen mítico al relacionarla con Jasón y los Argonautas, y la leyenda del Vellocino de oro. El Ducado de Borgoña en aquella época agrupaba el territorio solariego de Borgoña, pero bajo el mandato de Felipe incluyó a gran parte de los condados y señoríos que formarán posteriormente los Países Bajos. Aquel nuevo dominio marítimo, se caracterizaba por su civilización urbana, comercial y textil, que contrastaba con la agrícola del resto de Europa. Las ciudades flamencas eran el centro de redistribución de la Europa del norte y a ellas llegaban los productos procedentes del Báltico (madera, ámbar, hierro y trigo) y de la península ibérica (sal y especias portuguesas y la demandada lana merina española). El valor de aquella excepcional lana para sus textiles le daba una línea de continuidad con la leyenda de Jasón en la Cólquida.
El hijo de Felipe, Carlos «el temerario», será quien introduzca el boato y protocolo en la ceremonia de entrega del Toisón de oro, que luego prosiguió en la monarquía universal de los Habsburgo. Alfonso V «el magnánimo», Rey de Aragón, enemigo de Francia y amigo, en consecuencia, de Borgoña, será el primer extranjero en recibirla. Tras el fallecimiento en combate en 1477, del duque Carlos, su yerno, el Emperador Maximiliano de Habsburgo, que estaba casado con su hija María, fue quien heredó la orden, que luego pasaría a su nieto, el emperador Carlos V de Alemania, quien, como Carlos I de España, la trajo a nuestro país. Los reyes de España prosiguieron con una orden de caballería católica otorgada a sus hombres de confianza flamencos, después a principales españoles, como los duques de frías, Alba o Infantado e incluso a monarcas amigos, como fueron los cuñados del emperador Carlos V, Cristian II de Dinamarca y Luis II de Hungría, o los soberanos de Polonia, como Segismundo III «el viejo».
Carlos I en un retrato, atribuido a Lambert Sustris, donde se aprecia la insignia del Toisón a modo de colgante

Carlos I en un retrato, atribuido a Lambert Sustris, donde se aprecia la insignia del Toisón a modo de colgante

Tras la Guerra de Sucesión y la llegada de la dinastía Borbón a España, la orden del Toisón de oro prosiguió bajo el maestrazgo de los monarcas borbónicos, pero con la particularidad de que el pretendiente Carlos de Habsburgo, Carlos VI de Alemania y «Carlos III de España» no renunció a la corona española y prosiguió nombrando caballeros, creando un capítulo austriaco que se mantuvo hasta el final del Imperio danubiano en 1918. La república de Austria, como heredera del Imperio desaparecido, concedió legalidad jurídica a la orden y reconoció al archiduque heredero Otto de Habsburgo la categoría de Gran Maestre de la línea austriaca de la orden que heredó después su hijo.
En cuanto a la rama primigenia española, perdió su carácter caballeresco católico y se convirtió en la máxima distinción que los monarcas otorgaban al príncipe heredero y a otros soberanos, en correspondencia a la recibida por ese país. Fernando VII, tras la liberación de España del dominio napoleónico, la otorgó al británico Duque de Wellington, que el primer anglicano en recibirla. Posteriormente también se otorgó a varios grandes duques de Rusia que eran cristianos ortodoxos. Durante el reinado de Isabel II, fue cuestionada por la rama carlista de la familia, que, en defensa de su legitimidad, siguió nombrando caballeros de la orden. Incluso Amadeo de Saboya, en su breve reinado como monarca español, como realizó también el intruso José Bonaparte, se adjudicó su propiedad como jefe de Estado, cuando era una dignidad que no pertenecía al jefe del Estado sino al Rey de España.
Queen Letizia and  King Felipe of Spain attend a State Banquet in Stockholm, Sweden, 24 November 2021. The Spanish Royals are on a two-day state visit to Sweden.
En la foto toison de oro

En la foto toison de oroGTRES

En la España actual, Juan Carlos I actuó con el marco aprobado de la constitución de 1978, pasando hacer por real decreto de jefatura del estado. Los toisones de Estado fueron al entonces Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón y Grecia; Jose María Pemán; Carlos XVI Gustavo, Rey de Suecia; Juan I, Gran Duque de Luxemburgo; Olaf V, Rey de Noruega; Aki Hito, príncipe heredero del trono de Japón; Hussein bin Talal, Rey de Jordania; Beatris, Reina de los Países Bajos; Margarita II, Reina de Dinamarca; Isabel II, Reina del Reino Unido; Beltrán Osorio y Diéz de Rivera, duque de Alburquerque; Alberto II, Rey de los belgas; Harald V, Rey de Noruega; Simeón de Sajonia Coburgo y Gotha; Bhumibol Adulyadej, Rey de Tailandia; Enrique, Gran Duque de Luxemburgo; Adolfo Suárez Fernández, duque de Suárez; Abdullah bin Abdulaziz al-Saud, Rey de Arabia Saudí; Javier Solana Madariaga; Víctor García de la Concha; Nicolas Sarkozy de Nagy-Bocsa; Enrique Valentín Iglesias García. La distinción es vitalicia y, a la muerte del titular, el collar numerado debe ser devuelto al monarca español, ya que la orden tiene un número fijo de miembros como orden de caballería que es.
Comentarios
tracking