16 de agosto de 2022

El presidente ruso, Vladimir Putin

El presidente ruso, Vladimir PutinGTRES

133 días de guerra en Ucrania

Putin advierte que podrá incautar la producción de las fábricas para pertrechar al Ejército

La Duma aprueba dos leyes que dan carta blanca al gobierno para asumir el control de las empresas y disponer de las jornadas de sus trabajadores

Vladimir Putin no declara la guerra, pero bombardea y conquista como en la guerra. El hombre, al menos hoy por hoy, más peligroso del mundo niega que exista la guerra y prohíbe usar esa palabra, pero los muertos rusos y ucranianos, son por la guerra.
El aprendiz de zar siglo XXI, comunicó a través de la Duma (Cámara baja) que, como en la guerra, puede incautar la producción de las empresas y obligar a las plantillas a hacer horas extras para pertrechar al Ejército.
Las mencionadas leyes son una prueba más de que la «Operación especial», eufemismo para denominar la invasión a Ucrania, sigue su escalada. El viceministro Yuri Borisov anunció: «La carga en la industria de defensa ha aumentado significativamente. Para garantizar el suministro de armas y municiones, es necesario optimizar el trabajo del complejo militar-industrial y las empresas que forman parte de las cadenas de cooperación».
Sus palabras eran el anticipo de una explicación que adjudicaba las medias mencionadas a la OTAN y a las sanciones por la no guerra, como informa Reuters. «En este momento, -insistió Borisov a los legisladores- cuando los países del Occidente colectivo están aumentando su presencia militar en la frontera con Rusia, intensificando la presión de las sanciones, aumentando el suministro de armas a Ucrania, no se puede subestimar la importancia de aprobar los proyectos de ley»,

Horas extras y sin vacaciones

En la primera ley se manifiesta expresamente que el Estado podrá imponer «medidas económicas especiales» durante las operaciones militares y exigir que las empresas distribuyan bienes y servicios a las Fuerzas Armadas.
La segunda, como detalle Reuters, modificará el código laboral para otorgar al gobierno el derecho de regular las horas de trabajo y determinar los días libres en determinadas empresas.
Los trabajadores de empresas que suministran bienes a las Fuerzas Armadas podrían verse obligados a trabajar de noche, los fines de semana y días festivos. Además, podrían quedarse sin vacaciones anuales.

Por unanimidad

Ambas leyes, como no podía ser de otro modo, se aprobaron por unanimidad aunque el trámite parlamentario no estará concluido hasta que no se revise de nuev en la cámara baja y sea sancionada por el propio Vladimir Putin.
Con estas medidas la Federación Rusa asume lo que es un hecho, no le queda más remedio que adaptarse a una economía de guerra, por mucho que la niegue.
Estas dos últimas leyes, en definitiva, confirman lo que sabe todo el mundo menos un puñado de rusos, que el país está en guerra porque el 24 de febrero invadió Ucrania.
La única noticia positiva para los trabajadores es que, según el viceministro, las horas extras serán remuneradas. Al menos, eso dijo.
Comentarios
tracking