05 de diciembre de 2022

Combates Ucrania Jarkov-Lugansk

Combates en la línea de combate de Jarkov-LuganskAFP

274 días de guerra en Ucrania

Rusia quiere más guerra: ahora apunta a Kazajistán

Los propagandístas del kremlin repiten el patrón mediático que anticipó la invasión a Ucrania y advierten: Empieza su proceso de nazificación

En Rusia parece que no terminan de estar satisfechos con la invasión a Ucrania y quieren más guerra. La cuestión es que su objetivo parece estar en otro lado de su frontera: Kazajistán.
Esto se desprende de la campaña mediáticas que se desarrolla desde los medios que se arrodillan al Kremlin y de sus periodistas o más bien, propagandistas.
En sus tertulias ya hablan de aparentes procesos de nazificación del gobierno del reelecto, por mayoría aplastante, Kasim-Yomart Tokayev.
El presidente de Kazajistán ha consolidado su poder en la ex provincia de Asia Central de la ex Unión Soviética y se siente con solidez suficiente para continuar con su camino de distanciamiento de Putin aunque éste fue su valedor original.
Esa posición provoca malestar en Moscú y en especial en el aspirante a zar venido a menos que, cada día que pasa, ve difuminar sus aspiraciones imperiales de reconstruir el viejo imperio euroasiático.

El siguiente problema es Kazajistán porque puede empezar el mismo proceso nazi que en UcraniaEn la televisión rusa

«El siguiente problema es Kazajistán porque puede empezar el mismo proceso nazi que en Ucrania», afirmó con contundencia en televisión un popular analista. A renglón seguido, recordó que con ese país, «tenemos la frontera más larga» y, añade, otro tertuliano, «hay muchos rusos».
En el debate o la exposición acalorada de situación, añadieron una reflexión o interés estratégico para el Kremlin de Kazajistán: «El combustible nuclear necesario para todo Rosatom también está allí», en alusión a la Corporación Estatal de Energía Atómica rusa.

“¡Atención, Kazajistán¡ Dicen que eres el siguiente!Anton Gerarschenko, asesor del Ministerio del Interior de Ucrania.

Programas como éste pueden verse desde Ucrania cuando no caen las bombas que revientan el sistema eléctrico o estos han sido reparados. Atentos a cualquier palabra de los conocidos altavoces del Kremlin, en Kiev no tardaron en advertir: “!Atención, Kazajistán¡ Dicen que eres el siguiente!, alertó Anton Gerarschenko, asesor del Ministerio del Interior de Ucrania.

Kazajistán ha abierto sus puertas a unos 100. 000 rusos que huyeron de su país después de que Moscú anunciara el reclutamiento forzoso

Kazajistán ha abierto sus puertas a unos 100. 000 rusos que huyeron de su país después de que Moscú anunciara el reclutamiento forzoso de miles de ciudadanos en lo que insiste en denominar Operación Militar Especial.
Tokayev se negó a reconocer la anexión de Moscú de las regiones del Donbás y mantiene su rechazo a identificar como tales a Lugansk, Donets, Zaporiyia y Jersón, aunque ésta ha sido recientemente reconquistada por Ucrania.
Kazajistán, por su posición geoestratégica, ha adquirido una relevancia notable en el contexto de la guerra y con las ansias expansionistas de Putin y del ala más dura del Kremlin.
La Unión Europea se ha esforzado en adquirir un papel más relevante del secundario que mantuvo al principio de la guerra. Aunque Estados Unidos sigue siendo el árbitro del mundo con la OTAN, Bruselas ha profundizado su intervención en el conflicto y parece querer mirar con grano angular de cara al futuro.
Josep Borrell, en una reunión telemática reciente, expresó su satisfacción por la fortaleza de los viejos países países de la Unión Soviética a la hora de rechazar la invasión a Ucrania. «Entendemos perfectamente los condicionantes que tienen los países de Asia Central por su relación, su proximidad y en algunos casos, su dependencia de Rusia», manifestó a los ministros de Exteriores de Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán.
En cualquier caso, resulta llamativo que los propagandistas rusos insisten en abrir otro frente cuando su aventura ucraniana no sólo no le ha dado réditos, sino que ha hundido su reputación, obligado a replegarse de buena parte de los territorios conquistados, provocado una estampida de su población joven para evitar ir a la guerra y mostrado al mundo su vetusto parque armamentístico y tecnológico.
En un intento de hacer oídos sordos a las amenazas veladas mediante interpósita persona, el presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, llamó hoy a los miembros de la postsoviética Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) (una especie de OTAN regional) a buscar conjuntamente una salida pacífica para el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Aprovechar cualquier oportunidad para lograr, aunque sea, una treguaKasim-Yomart Tokáyev, presidente de Kazajistán

«En lo que respecta a Ucrania, considero que ha llegado el momento de buscar colectiva y conjuntamente una fórmula de paz. Cualquier guerra termina con negociaciones de paz», dijo Tokáyev durante la cumbre de la OTSC en Yereván, la capital armenia, segúninforma Efe.
La OTSC, el brazo armado de la comunidad postsoviética, está integrada por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, que acordaron hoy suministrar a las fuerzas de paz del grupo armamento moderno.
Tokáyev subrayó la necesidad de «aprovechar cualquier oportunidad para lograr, aunque sea, una tregua», según informó la Presidencia kazaja.
En su opinión, «no se puede permitir que los pueblos hermanos ruso y ucraniano se separen durante decenas-cientos de años cada uno por su camino con sus afrentas sin cicatrizar».
Comentarios
tracking