04 de diciembre de 2021

Ramón Pérez-Maura
HorizonteRamón Pérez-Maura

Nos toman por idiotas

¿Hemos conseguido que el Gobierno nombre una delegación del Gobierno para negociar con el Gobierno?

El disparate se supera por días. Se supone que España tiene un Gobierno de coalición. Es normal que en cualquier Ejecutivo de ese tipo se vivan tensiones y distanciamientos internos. Hasta ahí, nada especial. El problema surge con el grado de ridículo que se puede alcanzar intentando demostrar que se está haciendo todo bien y que el diálogo es normal.
Ayer, la Reforma Laboral dio al Gobierno social-comunista un día de gloria máxima. Parece que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ganó la batalla interna a la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, al conseguir colar representantes suyos en las negociaciones que deben realizar los miembros del Ministerio de la militante del Partido Comunista. Pero un análisis detallado del correspondiente comunicado demuestra la filfa que se intentó vender a todos los españoles:
La Secretaría de Estado de Comunicación informa:
Se ha alcanzado un acuerdo, en el seno del Gobierno de coalición, para la coordinación de la reforma laboral.
1.- Las reuniones de la mesa de diálogo social para la reforma laboral se celebran los miércoles por la mañana. Primer dato relevante para todos los españoles: las reuniones no serán ni los martes –hay Consejo de Ministros– ni los jueves –Yolanda Díaz tiene peluquero–. La delegación del Gobierno de España en esa mesa la encabezará el SE de Empleo y también la formarán un DG de la Vicepresidencia económica y otro DG del Ministerio de Seguridad Social. ¿Delegación del Gobierno? ¿No son todos miembros del Gobierno? ¿Hemos conseguido que el Gobierno nombre una delegación del Gobierno para negociar con el Gobierno? En función de los temas que se traten, podrán acudir representantes de los otros Ministerios afectados. Lástima que no aclaren si también son miembros del Gobierno o no, para negociar con el Gobierno o quien pase por allí y aquello se aproxime a lo que toda la vida fue en castizo una merienda de negros. Sin perdón.
2.- El próximo martes, 2 de noviembre, el presidente del Gobierno convocará una reunión con las VP1, VP2, y los Ministerios de Hacienda, de Seguridad Social y Educación y FP para fijar la posición del Gobierno en la mesa de diálogo social, en los términos del acuerdo de Gobierno de coalición. Es decir, el gran anuncio es que el próximo martes, Pedro Sánchez se va a reunir dos veces con miembros de su Gobierno. Todo un logro. Como no le basta con verse en el Consejo de Ministros, hará un consejillo de ministros –suponemos que después– con una tercera parte del mismo Consejo de Ministros. Y eso es una hazaña destacable en un comunicado de Moncloa.
3.- Todos los martes a las 17:00 horas se celebrará una reunión para fijar la posición del Gobierno en esa mesa. A esa reunión asistirán el SE de Empleo, el SE de Economía y el SE de Seguridad Social y Pensiones. En función de los temas a tratar, podrán acudir otros SEs o representantes de los otros Ministerios afectados. Esas mismas personas se reunirán también los miércoles por la tarde para analizar el desarrollo de la mesa y coordinar el trabajo de preparación de la siguiente mesa de diálogo. Moncloa cree relevante informarnos de que varios secretarios de Estado del mismo ámbito económico se van a reunir todos los martes por la tarde ¡y los miércoles! Lo que no aclaran es, si el que se reúnan es tan noticioso. ¿Qué hacen el resto de las semanas del año de lunes a viernes?
4.- Asimismo, cuando sea necesario por la importancia o complejidad política de los asuntos, se producirán reuniones a nivel de vicepresidentas y ministros/as que se celebrarán, con carácter general, inmediatamente antes o después de la CDGAE para facilitar la coordinación de agendas. Y para resaltar la trascendencia del acuerdo logrado entre la Delegación del Gobierno y los miembros del Gobierno nos informan de que «inmediatamente antes o después» de que los vicepresidentes del Gobierno y los ministros del Gobierno participen en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos a la que asisten todos los Ministerios del Gobierno concernidos, a continuación volverán a reunirse consigo mismos para mirar la agenda.
Este acuerdo está a la altura del tratado de paz de Versalles. Nos toman por idiotas. No paramos de mejorar.

Más de Ramón Pérez-Maura

Últimas opiniones

Más de Opinión

tracking