04 de diciembre de 2022

Fernando Alonso y Lewis Hamilton, en una imagen de 2018

Fernando Alonso y Lewis Hamilton, en una imagen de 2018GTRES

Fernando Alonso vs Lewis Hamilton: la rivalidad que va más allá del deporte

En la última semana, tras el choque en Bélgica, ambos pilotos han alimentado una guerra que de cierta forma recuerda a la vivida hace ahora 15 años

Hace 15 años, a estas alturas del calendario, España vibraba con una lucha que ya abiertamente era de enemigos íntimos. Nadie en nuestro país estaba ajeno a la guerra en el equipo McLaren-Mercedes entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton, una de las rivalidades deportivas más fuertes que ha dado no solo la Fórmula 1 sino el deporte en general en lo que va de siglo. El Mundial de 2007 fue todo aquello que una gran rivalidad tiene e incluso mucho más. Fue también el conflicto entre un piloto –el español– con el otro, protegido por el equipo en el que ambos estaban. Fue un enfrentamiento público y televisado al minuto. Hubo absolutamente de todo.
Recordado es aquél anuncio de Vodafone –patrocinador del equipo de Alonso y Hamilton– en el que de cierta forma la escudería daba a conocer al inglés en España. Lewis era totalmente nuevo ese año en la Fórmula 1, un debutante con ansias ya de liderazgo. Alonso venía de ganar sus dos Mundiales con Renault. En ese anuncio, uno de los más aplaudidos por cómo ejemplificaba a la perfección aquella F1, se ponía Hamilton en la figura del hombre del saco, en silencio mientras escucha calificativos no muy bonitos. «Reconócelo, cuanto mejor es el malo, mejor es la película», decía al final este spot. La realidad es que la película fue de suspense y tragedia. Y de mucha rivalidad.
Nunca ha tenido Alonso un cara a cara tan brutal con nadie como aquel año con Hamilton. Y lo que pasó en ese 2007 siempre se acabó recordando y fue la consecuencia de que al británico jamás se le haya visto bien en España. Lewis acabó ganando siete mundiales, muchos de ellos sin oposición, pero pese a ser uno de los más grandes de la historia de la F1 el recuerdo que dejó aquella rivalidad con Fernando Alonso siempre ha estado vigente.
Y cuando parecía que una situación así jamás se recuperaría, con el español con un monoplaza muy inferior al del inglés, el Gran Premio de Bélgica regaló el regreso al pasado recrudeciendo esta gran rivalidad. Y no solo fue el accidente como tal, un error de Hamilton que arruinó los intentos de Alonso de llegar al podio, sino también todo lo que ha derivado ese choque. Mensajes por radio, indirectas, post en redes sociales... Tanto Hamilton como Alonso han alimentado este cara a cara que aunque sea por unos días nos recuerda la mala relación que hubo durante toda una temporada en la Fórmula 1.
Todo pasó a raíz del mensaje por radio que Fernando lanzó tras el golpe que le dio Hamilton. «¡Qué idiota! Cerrando la puerta desde el exterior. Hacemos una megasalida, pero este tipo solo sabe cómo pilotar cuando empieza primero», soltó Alonso. Tiene una explicación, como el propio Fernando explicó ya después: «Es algo que dices en caliente mientras que ahora, ya con todo más calmado, hablas de otra manera». Pese a esa explicación lógica, que Hamilton sabe que es así porque él también lo ha vivido, el inglés fue dejando mensajes y señales dirigidas a Alonso, del que dijo que se habría disculpado con él «hasta que escuché lo que dijo».
Hamilton y Fernando Alonso en la temporada 2007, el Mundial de la tensión entre ambos pilotos

Hamilton y Fernando Alonso en la temporada 2007, el Mundial de la tensión entre ambos pilotosGTRES

Cuando parecía que ya todo había acabado, Hamilton analizó el GP de Bélgica en un post en Instagram y en una de las imágenes aparecía una gorra firmada por él con una pegatina que en la que se leía «to Fernando» («para Fernando»). A la vez, el español utilizó también esa red social para hacer ver que estaba en un camino de tierra muy similar al por el que Hamilton abandonó el circuito de Spa-Francorchamps en una imagen muy comentada y que reflejaba el fracaso del de Mercedes en esa carrera. Gestos con mensajes más profundos en los que uno y otro se retan a la espera de más enfrentamientos en pistas.

Alonso se disculpa... con dardo

Eso sí, cuando Alonso vio que esto iba a más quiso explicar que sus palabras que originaron este regreso a la rivalidad – el «qué idiota»– las dijo «en el calor del momento» y que «no es verdad que Lewis solo sepa correr saliendo desde delante. «Cuando me acerque a él luego me disculparé, no tengo problemas con él. La adrenalina de luchar por ser segundo o tercero me hizo decir esos comentarios que no debería haber dicho», dijo Alonso antes del GP de Países Bajos, la nueva batalla que dirimen este fin de semana.
Bien es verdad que Fernando añadió el componente que existe con el inglés. «Cuando dices algo contra un británico se habla mucho en los medios y ellos también dicen cosas sobre mí o sobre Carlos (Sainz). Si le dices algo a un piloto latino, es más divertido, pero si se lo dices a otros, es más serio», explicó un Alonso que intentó finalizar aquí la batalla, veremos hasta dónde llega, pidiendo perdón a Hamilton.
Comentarios
tracking