29 de enero de 2023

Pintura de Inmaculada Concepción realizada por Zurbarán en 1632

Pintura de Inmaculada Concepción realizada por Zurbarán en 1632

Pio Nono, el Papa que hizo de la Inmaculada Concepción un dogma de fe

La fe también es una cuestión culinaria. El pionono es un dulce hecho con bizcocho enrollado y coronado con una crema tostada que inventó Ceferino Isla para honrar a Pio IX por la proclamación de la Inmaculada Concepción durante su pontifica

Por extraño que parezca, no fue hasta 1854 cuando se convirtió en dogma la idea de que la Virgen María estuvo libre del pecado original desde el momento de su nacimiento, por los méritos de su hijo Jesucristo. El responsable de formalizar este principio fue Giovanni Juan Maria Mastai Ferreti, que pasaría a la historia como el Papa del Concilio Vaticano I, con el nombre de Pío IX, el primer pontífice en ser fotografiado.
La vocación de Giovanni por la madre de Dios comenzó desde pequeño. El prelado nació el 13 de mayo de 1792 en Senigallia, pequeña localidad de la región italiana de Marcas (por entonces bajo el poder de los Estados pontificios), donde pasó gran parte de su infancia. La región era conocida por sus santuarios, con una especial devoción a Loreto y una gran espiritualidad mariana de sus gentes, lo que también influyo en el joven italiano.
Papa Pio IX fotografiado por Adolphe Braun por el 83 cumpleaños del Santo Padre en 1875

Papa Pio IX fotografiado por Adolphe Braun por el 83 cumpleaños del Santo Padre en 1875

Los primeros años de formación [1803 – 1809] los realizo con los Escolapios de Volterra, en el Colegio de San Miguel y los acabó en el Colegio Romano. Pero tuvo que dejar de estudiar durante la invasión de Italia por Napoleón. Cuando retomó sus estudios se preparó para el sacerdocio y el joven Giovanni también formó parte de la guardia pontificia durante poco tiempo, pero enfermó de epilepsia y para curarse decidió realizar una peregrinación espiritual al famoso santuario de Loreto. En esta acción se ve claramente la advocación por la Virgen que se plasmaría en la redacción del dogma sobre la Inmaculada Concepción. A pesar de todo, consiguió ser ordenado sacerdote el 10 de abril de 1819 gracias a la ayuda del Papa Pío VII. Además, con el tiempo –quién sabe si por intercesión de la Virgen– su enfermedad fue desvaneciéndose.

El futuro Papa quedó asombrado del grave problema de organización y actitud de las misiones en Hispanoamérica por lo que, por un tiempo, creyó que su futuro estaba en aquellos lugares

El Papa León XII (recién elegido Papa en 1823) recomendó a Giovanni para ir de misión a Chile y Perú donde pasó dos años. Era un viaje de vital importancia porque se trataba de la primera misión pontificia a aquellos países y él acudiría como auditor del delegado apostólico. El futuro Papa quedó asombrado del grave problema de organización y actitud de las misiones en Hispanoamérica por lo que, por un tiempo, creyó que su futuro estaba en aquellos lugares, pero su viaje misionero terminó curiosamente en Gibraltar para después trasladarse a Roma en 1825. Por entonces ya era una persona conocida por sus superiores, tanto es así que Pío VII le conocía personalmente, y ayudo al joven en numerosas ocasiones. Gregorio XVI le nombró cardenal en 1840 y Giovanni ocupó la titularidad de la Basílica de los Santos Marcelino y Pedro, que estaba cerca de Letrán.
Tiara regalada por la Isabel II de España a Pio IX

Tiara regalada por la Isabel II de España a Pio IX

Parece que Pío IX tuvo dos caras, una liberal y otra moderada, aunque mucho se ha discutido sobre el pontífice, es cierto que Giovanni Mastai muestra en gran parte de sus escritos unas ideas que invitan a la reforma de algunas instituciones de la Iglesia. Como por ejemplo el programa de reformas administrativas que redactó en 1845. Esto, tomado como ejemplo, no representa el sentimiento ni la definición liberal que acoplan al futuro pontífice. Por lo tanto, Pío Nono se convirtió en el papa de la moderación y la conciliación. En un mundo cada vez más globalizado, estaba centrado en construir una Iglesia mundial, universal. Pero también tuvo muy claro el papel moral que debía ejercer ante las nuevas tendencias liberales, socialistas y galicistas que por entonces habían causado más desgracias que beneficios a la sociedad, y Pío IX se enfrentó a aquellos elementos que pretendían imponerse. Siendo consciente de los cambios que precisaba la iglesia vio necesario centrar los dogmas y recordar aquellos que parecían haberse olvidado añadiendo también nuevos como el de la Inmaculada Concepción en 1848.

Tuvo muy claro el papel moral que debía ejercer ante las nuevas tendencias liberales, socialistas y galicistas que por entonces habían causado más desgracias que beneficios a la sociedad

Fuente blanca

En 1846 tras la muerte de Gregorio XVI. Se celebra el cónclave más corto de la historia de la Iglesia. Los días 15 y 16 de junio en el Palacio Quirinal se concentraron casi todos los cardenales para elegir un nuevo Sucesor de San Pedro. La división entre los príncipes de la Iglesia era evidente. Por un lado, los gregorianos que tenían el apoyo de países como Austria (consideraban liberal a Pio IX) propusieron al antiguo secretario de Estado de Gregorio XVI; Lambruschini, que obtuvo 15 votos en la primera vuelta, dos más que Giovanni Mastai. Tras dos escrutinios más, Giovanni se convirtió en cabeza de la Iglesia el 21 de junio de 1846, con el nombre de Pío IX.
Comentarios
tracking