07 de diciembre de 2022

Valeri Poliakov

AFP

Valeri Poliakov (1942-2022)

Plusmarquista del espacio

Permaneció en órbita más de 22 meses en dos misiones

Valeri Poliakov icono
Nació en Tula, (Unión Soviética) el 27 de abril de 1942 y falleció en Moscú (Rusia) el 19 de septiembre de 2022

Valeri Ivanovich Korshunov

Adoptado por su padrastro en 1957, cambió su apellido. Fue cosmonauta en activo desde 1972 a 1995, participando en dos misiones espaciales. En la segunda, batió el récord de permanencia en el espacio, que mantuvo hasta 1999.

Valeri Poliakov sorprendió aquel 22 de marzo de 1995 al recorrer a pie la corta distancia –apenas unos metros– que mediaba entre la nave Soyuz TM-20 de una silla que le habían dispuesto para descansar. El cosmonauta acababa de pulverizar, con 437 días, la marca de permanencia en el espacio y quería comprobar que el ser humano era físicamente capaz de trabajar en la superficie de Marte, y en un entorno de microgravedad, tras una fase de tránsito de larga duración.
A lo largo de esta misión –era la segunda en la que participaba y lo hacía con carácter voluntario– realizó diversas investigaciones científicas y dio alrededor de 7.000 vueltas orbitales. La hazaña le valió ser nombrado «héroe de la Federación Rusa». En clave científica, la apuesta mereció la pena, pues los datos del vuelo de Poliakov han sido utilizados por los investigadores para determinar que los seres humanos pueden mantener un estado mental saludable durante los vuelos espaciales de larga duración al igual que lo harían en la Tierra.
La metodología para alcanzar dicha conclusión fueron un exhaustivo seguimiento médico antes, durante y después de la misión, a los que se sumaron dos exámenes de seguimiento seis meses después de regresar a la Tierra. Cuando los investigadores compararon los resultados, se descubrió que, pese a no haberse producido alteraciones de las funciones cognitivas, Poliakov había padecido un claro declive de su estado de ánimo, así como una sensación de mayor carga de trabajo durante las primeras semanas del vuelo espacial y en la fase de regreso a la Tierra.
El estado de ánimo de Poliakov se estabilizó a los niveles anteriores al vuelo entre el segundo y el decimocuarto mes de su misión. También se descubrió que Poliakov no había sufrido ningún deterioro prolongado de su rendimiento tras regresar a la Tierra. Conclusión definitiva de los investigadores: un estado de ánimo estable podía mantenerse durante los vuelos espaciales de larga duración, como las misiones tripuladas a Marte.
Unas pruebas que Poliakov, médico de formación especializado en salud astronáutica, podría haberse realizado a sí mismo. Sin embargo, fue desarrollando poco a poco una mentalidad de cosmonauta, siendo seleccionado definitivamente en marzo de 1972. Era la gran época de las misiones Soyuz. Poliakov, sin embargo, tuvo que esperar dieciséis años antes de viajar al espacio: en 1988, en el marco de la misión Soyuz TM-6, permaneció en órbita unos 240 días.
Comentarios

Más de Obituarios

tracking