07 de octubre de 2022

Partidarios del expresidente Trump en las afueras de su mansión en Mar-A-Lago

Partidarios del expresidente Trump en las afueras de su mansión en Mar-A-LagoEva Marie Uzcategui / AFP

Estados Unidos

El Partido Republicano arremete contra el FBI tras la redada en la mansión de Trump

Los republicanos, caracterizados por la bandera de la ley y el orden, criticaron duramente a una de las agencias de seguridad más enigmáticas de EE.UU.

El Partido Republicano ha reaccionado duramente contra el FBI por la que consideran una «redada escandalosa» contra el expresidente Donald Trump y ya exigen una investigación en el Congreso.
«El poder absoluto corrompe de manera absoluta. Los demócratas arman continuamente a la burocracia contra los republicanos. Esta redada es escandalosa. Este abuso de poder debe detenerse y la única forma de hacerlo es eligiendo republicanos en las elecciones de noviembre», sostuvo la presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC), Ronna McDaniel.
El FBI realizó la noche del lunes una búsqueda de documentos oficiales en la mansión de Mar-A-Lago del expresidente, ubicada en Palm Beach, Florida, como confirmó el propio Trump.
Los documentos que busca el FBI sería material clasificado que Trump pudo haberse llevado consigo de la Casa Blanca, en lugar de haberlo entregado al archivo histórico como manda la ley.

¿Qué establece el marco legal?

La ley federal prohíbe el traslado de documentos clasificados a lugares no autorizados, aunque es posible que Trump intente argumentar que, como presidente, él era la máxima autoridad de desclasificación.

Hay varios estatutos que rigen la información clasificada, incluida una ley que castiga, con hasta cinco años de prisión, eliminar dichos registros y conservarlos en un lugar no autorizado.

Asimismo, se tipifica como delito el mal manejo de registros clasificados, ya sea intencionalmente o de manera gravemente negligente.
Sin embargo, el debate legal del caso ha quedado en segundo plano y rápidamente se tornó en un debate partidista en medio de la fuerte polarización que vive EE.UU.
«Esto es basura de la Gestapo y no se mantendrá. El Departamento de Injusticia debe limpiarse si van a empezar a pretender que somos una especie de república bananera», dijo la representante Lauren Boebert, republicana de Colorado, en un video de Twitter.
El representante Paul Gosar, republicano de Arizona, también invocó la era nazi y tuiteó: «Apoyaré un desmantelamiento completo y la eliminación de los camisas pardas demócratas conocidas como el FBI. Esto es demasiado para que nuestra república lo soporte».
«La redada de MAL (Mar-A-Lago) es otra escalada en el uso de armas de las agencias federales contra los opositores políticos del Régimen, mientras que personas como Hunter Biden (hijo del presiente Joe Biden) son tratadas con guantes de seda» , tuiteó el Gobernador por la Florida, el republicano Ron DeSantis.

«No tiene precedentes»

«Hasta esta noche, nunca habíamos visto que quienes asumen el poder usen ese poder para perseguir a sus oponentes políticos pasados o futuros», apuntó el senador republicano Marco Rubio en un vídeo.

«Como en Nicaragua»

Situaciones así, añadió Rubio, «suceden en lugares como Nicaragua, donde el año pasado todas las personas que compitieron contra Daniel Ortega para presidente, todas las que pusieron su nombre en la papeleta electoral, fueron arrestadas y todavía están en la cárcel».
«Enviar a 30 agentes del FBI a una redada como esta con un solo propósito. Eso es tratar de dañar e intimidar políticamente a sus oponentes políticos. De eso se trata todo esto», añadió Rubio, quien aseguró que la situación es «peligrosa» porque «alguien más estará en el poder algún día y ahora has creado el precedente para que te hagan esto a ti».
El también senador republicano Ted Cruz se manifestó en esta línea y dijo que la redada contra Trump «no tiene precedentes». «Es corrupta y es un abuso de poder. Lo que Nixon intentó hacer, Biden lo ha implementado ahora: ha armado completamente al Departamento de Justicia y al FBI para apuntar a sus enemigos políticos», agregó Cruz.

Exigen una explicación al FBI

El senador Marco Rubio pidió que rinda cuentas el fiscal general, Merrick Garland, y el director general del FBI, Christopher Wray, «por estar de acuerdo con algo tan antidemocrático, inconstitucional y completamente destructivo y peligroso para nuestra República».

Por su parte, Michael Turner, el principal republicano en el Comité de Inteligencia del Congreso exigió una sesión informativa del director del FBI sobre la justificación de la redada en Mar-a-Lago.

En una carta a Wray, horas después de la redada, Turner dijo que «no tiene conocimiento de ninguna amenaza real o supuesta a la seguridad nacional» que representen los documentos en posesión de Trump.

«El Congreso merece respuestas inmediatas de usted en cuanto a las acciones que ordenó», agregó Turner. «Por la presente solicito un informe inmediato de su parte a los miembros del Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes sobre cualquier amenaza a la seguridad nacional utilizada para justificar su decisión».
Comentarios
tracking