08 de diciembre de 2022

Zaporiyia central nuclear Ucrania

Central nuclear ucraniana de Zaporiyia, bajo ocupación rusa desde el pasado mes de marzoAFP

184 días de guerra en Ucrania

Ucrania se sitúa al borde de la catástrofe nuclear tras la desconexión de la planta de Zaporiyia

La central nuclear se situó al borde de un catastrófico accidente nuclear el jueves tras su desconexión de la red eléctrica ucraniana

Ucrania volvió a bordear la catástrofe nuclear el pasado jueves después de que Rusia completara la desconexión de la central de Zaporiyia de la red eléctrica ucraniana.
Según reveló el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, solo la activación de la alimentación de respaldo permitió a la planta nuclear seguir operando y evitar el desastre.
La central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Ucrania y que genera cerca del 20 % de su electricidad, permanece ocupada por tropas rusas desde poco después de iniciar la invasión el 24 de febrero.
En este momento están en funcionamiento 2 de sus 6 reactores. Rusia ha bombardeado y destruido las líneas eléctricas que la alimentaban dentro de sus planes para desconectarla de la red eléctrica ucraniana y conectarla a la rusa.
En este momento, la planta funciona gracias a generadores diésel, lo que supone un grave riesgo para la seguridad de la central.
Si dichos generadores fallaran, algo no descartable en el actual contexto de guerra y de escasez de suministro de hidrocarburos, las bombas de enfriamiento dejarían de funcionar y provocarían el calentamiento del combustible nuclear.
En su discurso de la noche del jueves al viernes, Zelenski señaló que «si los generadores diésel no se hubieran encendido, si la automatización y nuestro personal de la planta no hubieran reaccionado después del apagón, entonces ya estaríamos obligados a superar las consecuencias del accidente de radiación».
A pesar de la ocupación militar rusa, la planta sigue operada por los técnicos del organismo ucraniano de energía nuclear Energoatom, ya que el personal ruso no tiene la formación necesaria para operar esta planta.
El Ejército ruso, además, almacena armamento y material militar en la central nuclear y realiza ataques de artillería contra posiciones militares desde las inmediaciones de las instalaciones. La sala de turbinas está ocupada por 14 camiones militares rusos, lo que impediría el acceso de los servicios de extinción en caso de incendio.
Asimismo, desde el miércoles permanece activo un importante incendio forestal ocasionado por los bombardeos que amenaza con alcanzar las instalaciones nucleares.
El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica, Rafael Grossi, difundió un comunicado en el que advierte que «casi todos los días hay un nuevo incidente en la planta de energía nuclear de Zaporiyia o cerca de ella. No podemos permitirnos perder más tiempo».
Comentarios
tracking