Fundado en 1910

16 de julio de 2024

Cosas que pasanAlfonso Ussía

Lágrimas del Más Allá

Las raíces del 'Lendakari' Manuel –ahora Imanol–, Pradales Gil, Bascones, Gutiérrez, Sebastián, Calvo y Pérez, son dignísimas, castellanas, de la tierra del Cid, localizadas en Fuentespina, Brazacorta, Gumiel de Izán, Coruña del Conde, Tubilla del Lago y Santa Cruz de la Salceda

Actualizada 01:30

Carezco de datos y evidencias. Ignoro, como casi todos los lectores de El Debate, si en el Más Allá existe un territorio de nubes para los tontos dañinos. Parcelado o sin parcelar, de azules infinitos o grises oscuros y marengos. Un misterio. De lo que sí estoy seguro es que, de existir ese territorio celestial para los tontos dañinos, hoy habrá llorado lagrimas rotundas la nube correspondiente a Sabino Arana.

Sabino Arana, el mismo que eligió Lourdes para disfrutar del viaje de novios con su gentil esposa Nicolasa de Achica-Allende Iturri (no se produjo el milagro), amaba apasionadamente a Vizcaya, recelaba de Guipúzcoa y despreciaba a los alaveses, a los que denominaba «castellanos o burgaleses». Un pique muy de campanario de aldea, provincial. Recomiendo a los lectores que lean con atención su magna obra literaria 'De su Alma y de su Pluma', que el PNV se resiste a editar, y cuya última publicación, no venal, corrió a cargo del coraje cachondo del periodista vasco Román Cendoya en el decenio de los 90 del siglo XX. Los que precisen para alegrar sus vidas de un gran libro de humor involuntario, ninguno como el de los pensamientos de Arana, que originan carcajadas en cascada en cualquier lector con dos dedos de frente. Sólo superado por 'El Libro de Jomeini', de obligado estudio en los colegios de Irán, y en el que se recomienda a los iraníes que en pleno desierto se sientan avisados por una urgencia intestinal, que antes de proceder a la evacuación, procuren no orientar sus culos a La Meca.

Así que Sabino, el Jomeini vizcaino, habrá sido informado en su parcela para los muy tontos, que el nuevo 'Lendakari' –lo de «Lehendakari» con la «h» intercalada es otro invento de hace un par de días–, es un miembro de su partido con dieciséis apellidos castellanos y ninguno de origen vasco, y que seis de sus ocho bisabuelos fueron burgaleses. Las raíces del 'Lendakari' Manuel –ahora Imanol–, Pradales Gil, Bascones, Gutiérrez, Sebastián, Calvo y Pérez, son dignísimas, castellanas, de la tierra del Cid, localizadas en Fuentespina, Brazacorta, Gumiel de Izán, Coruña del Conde, Tubilla del Lago y Santa Cruz de la Salceda. He pasado muchas veces por Gumiel de Izán, vecina de Gumiel del Mercado, zona próspera vinatera, y por Tubilla del Agua, que deduzco cercana a Tubilla del Lago, un tramo maravilloso de la vieja carretera de Santander que abarca desde Tubilla del Agua a Quintanilla de Escalada, pasando por San Felices y Covanera, todas ella en el valle del Rudrón, un río rompiente y bellísimo que en Quintanilla se suma al Ebro, al gran Íbero, que nace en Fontibre, Reinosa, y que en los colegios de Cataluña se afirma que se trata de «un río catalán nacido en el país vecino», y se omite que para llegar a Cataluña fluye durante más de setecientos kilómetros por el pobre «país vecino», que no es distancia. Y desemboca en el Mediterráneo de Tarragona, que también es España, y mucho que lo siento.

Pero lo que no me parece bien, y vuelvo al nuevo 'Lendakari' Pradales, es la humillación a la que ha sometido el PNV a su fundador Sabino Arana. Podrían haber buscado entre sus miembros y dirigentes a un candidato que al menos, tuviera un apellido vasco entre los diez primeros. Y no hay ninguno. Cierto es que los padres de Pradales se instalaron en Vizcaya –creo que en Portugalete, donde nació otro maqueto, Pachi López, también conocido como el Titán–, y que Pradales es de nacimiento tan vasco como Ortúzar, la Aizpurúa, Josu Ternera, y Nico Williams. Pero Sabino, como buen nazi que no sabía que lo era porque ni Hitler ni Himmler habían aparecido todavía en escena, no aprobaba las mezclas y deseaba la pureza de raza y el RH negativo, que por otra parte, es el RH imperante entre los saharauis. Pero eso también lo ignoraba el peculiar racista.

Y toma ya. ¡Dieciséis apellidos castellanos los del nuevo «Lendakari»! Es independentista, de buen aspecto y sonriente. Pero Sabino Arana está inundando su nube en la parcela del Mas Allá reservada a los muy tontos, y no le consuela ni San Mamés, que tampoco era vasco, sino de Cesárea de Capadocia, Asia Menor.

Así están las cosas en el más acá y en el Mas Allá.

Comentarios

Más de Alfonso Ussía

  • Chisgarabises y carantoñas

  • El Rey

  • La antipochola

  • De aspectos y parecidos

  • El sustituto

  • tracking