Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

niño en clase

Los alumnos españoles han obtenido su peor resultado de la historia del Informe PISA en Matemáticas

Informe PISA

Un 38 % de los alumnos españoles no escuchan lo que el profesor dice

Muchos alumnos dicen estudiar las matemáticas en un clima disciplinario que no favorece el aprendizaje

Los alumnos españoles han obtenido su peor resultado de la historia del Informe PISA en Matemáticas en la edición de 2022. Por si fuera poco, una gran parte de los estudiantes españoles de 15 y 16 años –objeto del estudio– creen su aprendizaje en matemáticas no se da en el ambiente propicio.
Es otra de las derivadas que nos deja PISA, hecho público el pasado martes. El Informe del Programa para la Evaluación Integral de Alumnos (PISA) 2022 que elabora cada tres años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), concluía que en Matemáticas, los estudiantes españoles han obtenido 473 puntos, lo que supone su peor resultado en la historia del informe (ya que desde 2003 siempre han obtenido al menos 480 puntos) y ocho puntos menos que en 2018, cuando obtuvieron 481 puntos.

Demasiada distracción en clase

Diversas son las causas, ya que aunque la pandemia ha influido en el rendimiento de los escolares, los resultados no venían siendo buenos anteriormente. Para saber más, la OCDE también ha dedicado un capítulo a explicar cómo los teléfonos móviles y tabletas impactan en el aprendizaje.
Alrededor del 22 % de los alumnos en España declararon que no podían trabajar bien en la mayoría o en todas las clases de esta materia (estando la media en la OCDE en el 23 %); el 38 % de los alumnos no escuchan lo que dice el profesor (30 % en la media de la OCDE); el 33 % de ellos se distraen utilizando dispositivos digitales (30 % en la media de la OCDE); y finalmente, el 26 % declara haberse distraído con otros alumnos que los utilizaban (25 % en la OCDE).

Consecuencias inmediatas

La constatación de que España no levanta el vuelo en matemáticas traerá consecuencias, como la disminución de los alumnos en el bachillerato tecnológico y por extensión, de las carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas), en un contexto donde ya faltan alumnos y perfiles técnicos.

En los últimos 15 años, según un informe de La Universidad Española en Cifras avisaba de la caída de un 38 % de alumnos en ingenierías. Una investigación del Observatorio de la Ingeniería de España concluía que nuestra economía necesitará incorporar como mínimo 200.000 nuevos ingenieros en los próximos diez años. Y para conseguirlo harán falta de entrada de adolescentes que dominen las matemáticas.

Temas

Comentarios
tracking