03 de julio de 2022

Meghan Markle, Duchess of Sussex arrive Mountbatten Festival of Music. 7 march 2020.

Meghan MarkleGTRES

Gente

Meghan Markle se convierte en la `royal´ más buscada del año

La Reina Isabel II se alza con el segundo puesto, seguida por Catalina de Inglaterra

Aunque ya no son miembros de la realeza como tal, Meghan Markle y el Príncipe Harry siguen llenando titulares de medio mundo con cada una de sus palabras. Sin embargo, si alguien se lleva el protagonismo por excelencia es Meghan Markle. Tras un análisis de los datos de Google Trends se puede afirmar que la exduquesa de Sussex se ha convertido en la royal más buscada a nivel mundial.
El pico más notable corresponde a la segunda semana de marzo, momento en el que se emitió la sonada entrevista con Oprah Winfrey, que sacó a la luz muchos trapos sucios de la Familia Real británica. El matrimonio confesó lo coartado que se sintió hasta que decidió abandonar la Corona y trasladarse a California para alejarse de las polémicas. Si al principio eran los continuos ataques a Meghan de varios miembros de la familia y, especialmente, de los tabloides británicos, después fue el supuesto interés del Príncipe Carlos en el color de piel de sus futuros nietos.
Aunque las aguas se calmaron bastante durante los meses siguientes, volvió a ser noticia el 6 de junio tras ser madre Lilibeth Diana, la segunda hija que le une al Príncipe Harry después de haber dado a luz a Archie el 6 de mayo de 2019. Desde entonces, ha copado los titulares por su implicación en la política estadounidense.
La exactriz fue tremendamente criticada por recuperar su título de duquesa para llamar por teléfono a miembros del Senado estadounidense para que la apoyen en su campaña por el sistema de bajas por maternidad y paternidad del presidente Joe Biden. No faltó incluso una carta escrita por la propia Meghan y dirigida este organismo para concienciar al Gobierno sobre la conciliación laboral y la necesidad de ayudas económicas para no tener que elegir entre trabajar o estar con la familia.
Recordaba cómo había sido su infancia y adolescencia y cómo sus padres habían tenido que trabajar duro para «llegar a fin de mes y tener lo suficiente para pagar el alquiler y poner gasolina en mi coche». Markle reconoce que no es «una funcionaria electa ni una política», sino que solo quiere hacerse oír como madre, pero no todos se han tomado de buen agrado su implicación política.
«La última injerencia de la señora Markle en la política estadounidense reaviva en mi mente la pregunta de por qué la Casa Real no la despoja a ella y a Harry oficialmente de sus títulos, sobre todo, porque insiste en enviar esto bajo el pretexto de ser la duquesa de Sussex», declaró Jason Smith, el representante de Estados Unidos.
Y ahí, apuntan, es donde reside principalmente el problema, en que Meghan Markle se sirve de su título de duquesa de Sussex para realizar peticiones políticas cuando ya había renunciado a él al abandonar, junto a su marido, la Casa Real Británica. Sobre todo, comentan los medios estadounidenses, porque consideran que su principal objetivo es ir ganando posiciones en este terreno y conseguir un puesto político de altura.
No habría que olvidar tampoco, cuando Kirstie Allsopp, experta en familia real y amiga personal de Camilla, declaró que fue Meghan Markle la que hizo llorar a la duquesa de Cambridge tras una fuerte discusión tras ver que estaba siendo grosera con el personal de Palacio de Kensington».
Al mismo tiempo, Markle ganaba su batalla judicial contra el conglomerado mediático Associated Newspapers Limited (ANL), que agrupa los periódicos Daily Mail, Mail on Sunday y MailOnLine, a quienes acusó de ser «prensa sensacionalista cruel» que se aprovechaba de las «mentiras y el dolor». El Tribunal dictaminó que los diarios habían violado la privacidad de la duquesa en varias ocasiones.
Seguida de Markle, se encuentra la abuela de su marido, el Príncipe Harry. La Reina Isabel II ha ganado no en popularidad, sino en interés en este último año dado a los fatídicos acontecimientos a los que ha tenido que enfrentarse.
La muerte del duque de Edimburgo tras 70 años casados en abril se sumó, meses después, a sus problemas de salud, que la llevaron a pasar una noche en el hospital y a cancelar durante varias semanas su agenda oficial. Nadie, ni siquiera Catalina de Inglaterra, Charlene de Mónaco o la Reina Letizia han conseguido destronar a la única royal que ya no vive en palacio.
Comentarios
tracking