24 de septiembre de 2022

Nicolas Maduro visitó Irán y se reunió con Ebrahim Raisi

Nicolas Maduro visitó Irán y se reunió con Ebrahim Raisitwitter.com

Venezuela cede a Irán un millón de hectáreas de tierras de cultivo

En junio, Nicolás Maduro visitó Irán y ambas naciones firmaron un acuerdo de cooperación estratégica de 20 años «en todas las áreas»

el viceministro iraní de Asuntos Económicos, Mohsen Kousheshtabar confirmó que el régimen de Nicolás Maduro cederá un millón de hectáreas de tierras de cultivo a Irán.
El director de la Asociación de Cultivos Transterritoriales de Irán, Ali Rezvanizade, aseguró a mediados de julio que Venezuela podría ofrecer una mejor oportunidad que Brasil y Rusia para proyectos agrícolas en su país, incluido el cultivo de soja y maíz.
«Tenemos grandes frentes de cooperación entre Irán y Venezuela. A nivel energético, petróleo, gas, refinerías, petroquímica, a nivel financiero, a nivel de defensa», dijo Maduro en Teherán.
Ebrahim Raisi, presidente la República Islámica, lo recibió en la capital iraní y aseveró que las relaciones entre ambas naciones son «estratégicas» y buscan enfrentar las acciones de Estados Unidos para «desestabilizar» ambos territorios.

La distancia lo hace inviable

Masoud Daneshmand, expresidente de Iran Economy House, un grupo de expertos del sector privado, dijo al portal Iran International que la inversión iraní en la producción de cultivos como el maíz y la soja en Venezuela no es económicamente viable debido a la gran distancia entre los dos países y la alta costo de transporte.
Los expertos dicen que la mayor ventaja del cultivo en el extranjero para Irán es la preservación de sus valiosos recursos hídricos. La agricultura de Irán utiliza alrededor del 85 % de todos los recursos hídricos disponibles.
Aunque Irán produce una amplia variedad de productos agrícolas, el sector ha estado luchando contra sequías graves y recursos hídricos inadecuados durante años, lo que ha provocado tensiones hídricas en algunas áreas.

Tierras agrícolas en el extranjero

Según Rezvanizade, director de la Asociación de Cultivos Transterritoriales de Irán, la República Islámica requiere 7 millones de hectáreas de tierras agrícolas en el extranjero para garantizar su seguridad alimentaria, pero hasta ahora las inversiones iraníes han sido en una escala mucho menor.
Irán importa alrededor del 90 % de todas las semillas oleaginosas, como la colza y la soja, y alrededor del 30 % del arroz que se usa en el país. El país también es un gran importador de maíz y cebada para alimentación animal.
La inversión en proyectos agrícolas en el extranjero también requiere medidas financieras como acuerdos de trueque para sortear los obstáculos en la banca internacional resultantes de las sanciones estadounidenses.
Comentarios
tracking