Fundado en 1910

30 de mayo de 2024

TribunaJosé Ramón Riera

22.400 millones menos en el Banco de España y 78.900 millones más de deuda

Que la economía no va bien es una de las cosas más evidentes que está pasando en nuestro país.

Actualizada 04:30

Que la economía no va bien es una de las cosas más evidentes que está pasando en nuestro país. Que las cifras del paro están trucadas y son, al menos, 628.000 parados más, lo demostró hace unos días el informe que presentaron BBVA Research y FEDEA, y que además somos los peores en paro juvenil y en paro femenino en la Unión Europea.
Que somos el peor país en la evolución de la inflación lo mostré el otro día en el artículo Europa nos gana por goleada en el control de la inflación, en el que veíamos que la Eurozona ha cerrado noviembre con una inflación del 2,4 %, siete meses seguidos bajando, y nosotros hemos terminado con un 3,2 %, pero lo peor es que llevamos seis meses subiendo y solo noviembre ha bajado.
Que la recaudación del IVA se ha parado y solo crece un 0,9 % a cierre de octubre, como mostré en mi artículo 235.000 millones de recaudación a octubre, en la que veíamos que aunque la recaudación total crece un 5,2 %, lo hace porque los ingresos por IRPF crecen un 9,6 %, pero el IVA de los 10 meses, en 5 ha retrocedido, lo que significa que el consumo se está parando.
He mostrado también que el mercado de venta de viviendas se ha desplomado con una caída en septiembre del 30 %, La constitución de hipotecas cae en septiembre un 30 %, pero que lleva en caída libre desde enero y el gobierno, ni sabe, ni quiere, ni puede pararlo.
Y así podría seguir con todos los indicadores de que estamos parándonos, por mucho que diga el gobierno o nos diga mañana la Sra. Manzanera, que es lo mismo que Tezanos pero en el INE, en lugar del CIS.
Pero hoy voy a mostrar que las finanzas de este gobierno se están deteriorando de forma paulatina, pero constante, desde el mes de junio de este año, en que el gobierno dejó de ser gobierno para ser un muñidor de votantes primero y desde entonces solo preocupado porque los fugados cagones les autoricen a hacer cualquier cosa.
Y así cuando no controlas las finanzas, no controlas los gastos, no controlas nada te puede pasar y te pasa que mientras la deuda se incrementaba en 78.923 millones hasta octubre, la caja en el Banco de España se reducía, a su vez, en 22.370 millones con respecto a la que había en octubre de 2022.
Veamos los datos y veremos como empeora todo y como se le va a poner más difícil de controlar todo a este Gobierno.
Así teníamos que en enero de 2022, no sé de qué forma, pero le debíamos al Banco de España 3.801 millones que teníamos en descubierto, posiblemente causado por un exceso de motivación de reducir deuda que se hizo en 1.500 millones.
Las cosas durante los meses siguientes avanzan hasta abril en recuperación de caja hasta llegar a 48.207 millones en ese mes, gracias a los ingresos tributarios que se produjeron.
En junio la caja baja de nuevo a mínimos quedándose en 13.371 millones a pesar del incremento de deuda que se produce de 18.500 millones, para pagar las pagas dobles.
A partir de ahí la caja en el Banco de España se mantiene en máximos en el año, llegando a los 63.235 millones de agosto, aunque octubre se cierra con 58.089 millones.
En diciembre aparecen los problemas de pagos porque la caja vuelve a mínimos y se cierra el ejercicio con la caja más baja del año a excepción de la caja negativa de enero y solo quedan 13.527 millones.
Enero de 2023, vuelve a suceder que la caja es negativa esta vez en 15.489 millones, de nuevo provocado por la amortización de deuda, en este caso de 11.026 millones.
A partir de aquí de nuevo la caja vuelve a subir hasta 53.683 millones de euros en abril, donde de nuevo estamos en recaudaciones históricas.
Durante el primer semestre se produce un incremento de deuda 66.600 millones de euros, que permite cerrar junio, a pesar del pago de las extras de los pensionistas y de los empleados públicos, con 10.837 millones de euros más que en el 2022 en el Banco de España
Pero a partir de este momento, como la capacidad de endeudarnos se ha reducido notablemente y de julio a octubre solo nos endeudamos en 12.310 millones, cerramos octubre con 22.370 millones menos que en 2022, pero con un total de deuda anual de casi 79.000 millones de euros.
Y está noviembre con paga extra para pensionista y diciembre con paga extra para empleados en la mayoría de los casos.
Es interesante ver que va a pasar en noviembre con la caja porque ya sabemos que la deuda de octubre se ha incrementado en 6.350 millones y como va a quedar la situación financiera de la Administración Central de Estado.
Cualquier empresa que tenga en la caja menos de un mes de tesorería está preparada para cerrar, porque cualquier imprevisto le deja sin posibilidad de reaccionar.
España, se lo está jugando todo a que los mercados todavía no han atacado a la deuda del país, pero se han abierto determinadas espitas con las empresas de rating, que como no se cierren, pueden conducir a un problema muy serio.
Nuestra prima de riesgo está 35 puntos por encima de Portugal, 100 por encima de Alemania y 45 por encima de la de Francia, pero los mercados todavía no nos están penalizando en exceso, pero si se confirma que debido a la decisión del Constitucional alemán de no permitirle el cambio de uso de una partida presupuestaria para otro menester, puede que Alemania tenga que ponerse muy seria en el tema del control de gasto, del déficit y de la deuda y ahí sí que sonarán las trompetas del miedo.
En cualquier caso, haberse tenido que endeudar en 78.900 millones de euros y reducir a la vez la caja en casi 23.400 es para hacérselo mirar.
Comentarios
tracking