26 de septiembre de 2022

HorizonteRamón Pérez-Maura

Cuca Gamarra contra los ricos

Hasta un socialista como Olof Palme, primer ministro sueco asesinado en 1986, decía que él no estaba contra los ricos. Él quería erradicar la pobreza

En este disparate de país que tenemos, el Gobierno avanzó ayer en sus planes para que las grandes fortunas paguen más. Unidas Podemos reivindicó que el sector socialista del Gobierno de la nación se apunta ahora a lo que la ultraizquierda en el Gobierno defiende desde hace meses. Hasta ahí, nada sorprendente. Cuando gobiernas en coalición, unas veces ganan posiciones los de un sector y otras las avanzan otros.
Lo que me dejó sin palabras fue el canutazo en los pasillos de la Cámara Baja a la secretaria general del Partido Popular y portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra: «Si lo que quieren es que haya menos ricos, pues muy bien. Pero que lo que importa es que haya menos pobres». Si la frase les ha generado alguna duda, por favor vuelvan a leerla porque les aseguro que es una transcripción literal. ¿Cómo creen que han llegado a ser ricos la inmensa mayoría de lo que sea que Gamarra considere que es un rico en España? ¿Piensa que son ladrones? ¿Que hacen trampas fiscales? ¿Que quien haya heredado algo no tiene derecho a ello? ¿Qué política de ultraizquierda está defendiendo este PP? Ya me imagino que la respuesta a mis preguntas será que lo relevante de la afirmación de la secretaria general de los populares es la segunda parte de lo que dijo: que lo importante es que haya menos pobres. Y, obviamente, no puedo estar más de acuerdo.
Pero jamás se logrará ese objetivo idóneo si se parte de una premisa extremadamente perversa: que hay que procurar que haya menos ricos. Entre otras cosas, porque los ricos tienen la característica de procurar invertir su dinero en emprendimientos y empresas que generen riqueza para la comunidad y para sí mismos. Lo que habrá que reconocer que es legítimo. Y cuando surge un rico que malgasta su fortuna en inversiones empresariales que fracasan o en una vida ociosa improductiva en la que dilapida su patrimonio, la realidad es que mientras él se arruina acrecienta el patrimonio de otros. Así que la mejor forma de no crear más pobreza es permitiendo un libre mercado con una tasa impositiva lo más baja posible.
Sería muy conveniente que la señora Gamarra nos aclare a los españoles qué es lo que piensa el Partido Popular en materia impositiva y por qué le parece muy bien que haya menos ricos. Hasta un socialista como Olof Palme, primer ministro sueco asesinado en 1986, decía que él no estaba contra los ricos. Él quería erradicar la pobreza. Y ahora vemos a la secretaria general del PP alineándose con unas posiciones promovidas por Podemos a las que se acaba de sumar la mayoría socialista del Gobierno.
Espero que esto no sea más que un error, una declaración precipitada en un pasillo, porque si el PP pretende generar una alternativa sobre esta base, España va a al despeñadero.
Comentarios
tracking